Apoyo de la Facultad de Artes al INCAA y la ENERC

El Honorable Consejo Directivo de la FA sumó su repudio frente a los acontecimientos que culminaron con la renuncia del presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y destacó el trabajo de dicha institución como ente autárquico que permite sostener y fomentar la actividad cinematográfica argentina.

 

La Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba, a través de una declaración aprobado este lunes 17 de abril por el Honorable Consejo Directivo, reafirmó su apoyo al INCAA ante la difamación y campaña mediática que sufrió el instituto durante los últimos días y que acabó con la renuncia de su presidente Alejandro Cacetta. Asimismo, destacó su apoyo a Pablo Rovito, rector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), reconocida mundialmente.

"Esta facultad ve con suma preocupación el intento de intervención y reestructuración del INCAA, que implica la exclusión de los miembros de la comunidad audiovisual y que tiene como objetivo el vaciamiento del instituto a partir de la eliminación del Fondo de Fomento", señala la declaración y reafirma el rol activo que debe cumplir el estado en el desarrollo y promoción del cine argentino.

 

DECLARACIÓN DEL HONORABLE CONSEJO DIRECTIVO

DE LA FACULTAD DE ARTES DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA

 

Ante los acontecimientos que culminaron con la renuncia del Presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Alejandro Cacetta, luego de un ataque a través de la prensa, la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba se suma a la cadena de repudios que numerosas instituciones y personalidades de la cultura han realizado ante esta grave situación.

Esta facultad expresa también su apoyo a Pablo Rovito, rector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), dependiente del INCAA, escuela de excelencia reconocida mundialmente. Rovito ha sido elegido democráticamente por concurso, con la participación de todos los claustros, y ha llevado una gestión impecable al frente de la institución, equipando, ampliando y federalizando las actividades de la escuela.

Esta facultad ve con suma preocupación el intento de intervención y reestructuración del INCAA, que implica la exclusión de los miembros de la comunidad audiovisual y que tiene como objetivo el vaciamiento del instituto a partir de la eliminación del Fondo de Fomento. Dicho fondo se encuentra compuesto por el canon que aportan las empresas de radiodifusión más el 10% proveniente de las entradas a las salas cinematográficas de nuestro país, y es el que permite al INCAA, como ente autárquico, sostener y fomentar la actividad cinematográfica nacional de acuerdo a la Ley de Cine.

Ante esta situación que pone en peligro la continuidad de la producción audiovisual argentina, la Facultad de Artes, a través de su Honorable Consejo Directivo, reafirma su convencimiento en la necesidad de que el estado respete los consensos y mecanismos democráticos y cumpla con el rol activo que le compete tanto en la promoción y defensa de nuestra producción artística como en garantizar una educación pública artística de calidad.