La Facultad de Artes rechazó las declaraciones de la gobernadora Eugenia Vidal 

El Consejo Directivo emitió una declaración en la que consideró que los dichos de la funcionaria, al manifestar que "nadie que nace en la pobreza en la Argentina de hoy  llega a la universidad", resultan discriminatorios e ignoran el sentido de la educación superior como un derecho humano universal

 

La Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba rechazó las declaraciones de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal,  quien se refirió a la  gran cantidad de universidades públicas creadas durante el gobierno anterior manifestando que “todos sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina de hoy  llega a la universidad”. Este rechazo fue expresado en una declaración aprobada por el Honorable Consejo Directivo (HCD) de la FA en su sesión del pasado lunes 4 de junio.

En dicho documento, el HCD consideró que la afirmación de la gobernadora resulta discriminadora e “ignora el verdadero sentido de la educación superior y las posibilidades que brinda como movilidad social”.  Ante ello, destacó que el gobierno nacional prioriza una lógica mercantilista y “está lejos de comprender a la educación superior como un Derecho Humano Universal y como una responsabilidad del Estado”. Asimismo, el documento recuerda que durante la próxima semana se realizará en Córdoba la CRES 2018, organizada por la UNESCO, y que la comunidad de la FA estará presente en defensa de la concepción de la universidad como un bien público, un derecho humano y universal.

 

EL HONORABLE CONSEJO DIRECTIVO DE LA

FACULTAD DE ARTES DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA

DECLARA:

 

La Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba rechaza con firmeza  las declaraciones de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal  quien en un acto del Rotary Club de la CABA realizado en el Hotel Sheraton se refirió  a la  gran cantidad de universidades públicas creadas en  la provincia de Buenos Aires durante el gobierno anterior manifestando que “todos sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina de hoy  llega a la universidad”. Tal afirmación de la gobernadora resulta fuertemente discriminadora para una gran cantidad de estudiantes cuyo acceso a los estudios superiores se vio favorecido por una política inclusiva hacia los sectores más postergados de la sociedad y a la vez,  ignora el verdadero sentido de la educación superior y las posibilidades que brinda como movilidad social.  En tal sentido son elocuentes las estadísticas de la Provincia de Buenos Aires que señalan que más del 83%  de los estudiantes de estas nuevas universidades son la primera generación en acceder a los estudios superiores.

Estas declaraciones resultan preocupantes en el contexto de amenaza de fuertes recortes presupuestarios lo que demuestra que el gobierno nacional está lejos de comprender a la educación superior como un Derecho Humano Universal y como una responsabilidad del Estado, y desde una lógica mercantilista, la considera como un gasto que debe ser recortado  en función de las exigencias del FMI,  en consonancia con las pretensiones de la Organización Mundial del Comercio que desde hace años viene  presionando para que los países de la región  privaticen la educación superior, con el fin de convertirla en un servicio que genere ganancias a los empresarios del sector educativo.

La comunidad de la Facultad de Artes ratifica junto a otras organizaciones nacionales universitarias, sindicales y estudiantiles, su compromiso de defender la Universidad Pública, gratuita, inclusiva y de calidad​ y ​aprovecha para recordar que en pocos días se realizará la CRES 2018 organizada por la UNESCO donde participa un comité de la UNC. En dicha ocasión la comunidad universitaria latinoamericana desplegará sus históricas banderas por la igualdad y reafirmará su lucha contra la avanzada mercantilista.

Estaremos presentes de modo inclaudicable a favor de la concepción de la Universidad como un bien público, un derecho humano y universal como asimismo el sostenimiento en la creencia del deber indelegable de un Estado que asegure las condiciones del acceso a la universidad a todos los sectores de nuestra sociedad.